Años atrás, en la lejana ciudadela flotante de Pigstone, todo era tranquilo y feliz, hasta que un día como cualquier otro, los Caracoquesadillas de Pigstone, un club de murlocks motoqueros monogámicos espaciales practicantes de magia negra que se dedicaba al tráfico de escupos de momias aztecas vikingas del sur en la zona residencial de los puentes colgantes de Santrulo, capital de Pigstone, decidieron cambiar las normas en las calles monopolizando el narcotráfico de estufas estupefacientes de la conocida marca Acramnikufesin. Ésta decisión no fue tomada unánimemente en el consejo del club, ésto hizo que tres miembros: Clostridium, Costribio y Cleristus, pidieran el traslado a una nueva facción del club que recién se formaba en las profundidades del océano Príntigo en la cuidad de Profundópolis. El alcalde de Profundópolis, Aquaman, se creía el rey de los mares, cosa que ofendió a Clostridium puesto que, como buen murlock que era, consideraba el mar como territorio propio de MOLIVIA (Murlocks Organizados Libremente como Ineptos Voluntarios del Impuesto Anárquico), ésto lo motivó a planear un atentado contra Aquaman en el Trono de Hielo, el trono forjado con todos los helados de las heladerías de los vendedores llevados a quiebra por el Imperio Carolíngico de San Pedroburgo. Para cometer el atentado, intentó convencer a sus dos antiguos compañeros de la sensatez del plan. Ambos se enlistaron en el plan, pero Cleristus siempre fue conocido por su falta de lealtad hacia los de su especie y fue por ésto que contrató a Pulpineitor, un pulpo mercenario robóticamente alterado para lanzar balas de goma eva en contra de los ladrones de pijamas del osito gominola que aterrorizaban a los suburbios suburbanos subversivos sudamericanos del sudoroso condado de Curjudópolis, para que asesinara a Clostridium de una forma impensable e imposible de realizar a menos que sea en una moto. Como era de esperarse, ésta maniobra fracasó y terminó con la muerte de Costribio que se encontraba cosechando clavos en la mística tierra sagrada de Aquandaria, lugar en que, según la leyenda, se cocinó por primera vez al Monstruo de Spaghetti Volador. Los pastafaristas del frente oriental cibernético revolucionario unido por la emancipación de Carlitros Manson se sintieron halagados por el asesinato puesto que lo consideraron una ofrenda al poderoso trío de dioses hermanos creadores del Monstruo de Spaghetti Volador: Carozzeus, dios padre de todos los fideos electrificados; Poseigüini, dios de los fideos mojados; y Luchettades, dios de los fideos tenebrosos bañados en leche de soya. La alegría de estos individuos hizo que los inhumanos provenientes del lejano continente de Draenor comenzaran a emigrar hacia la Ciudadela de Hielo en donde el Monarca Luis los esperaba ansioso para compartir una cena hecha en base a productos marinos que él mismo colectó. Pero en el camino, éstos fueron asaltados por el escuadrón liderado por Centinela Rojo que le extrajo una costilla a cada uno de los inhumanos antes de dejarlos ir. Con éstas costillas, el perro del Centinela Rojo comió por el resto del año, pero a su vez, absorbió poderes de los inhumanos de los cuales fueron arrebatadas éstas costillas. De ésta manera, el perro conocido como Loki obtuvo la capacidad de cambiar de forma en un cuervo. Un día, mientras Loki transformado en cuervo volaba sobre el acantilado de Centro Costanera, vio como un hombre se lanzaba al vacío y en un intento desesperado de atención, intentó ser un héroe y salvar al sujeto, pero no contaba con que la Mujer Marmota se le cruzaría en su camino. Ambos chocaron y cayeron junto con el suicida muriendo instantáneamente los tres. Éste acontecimiento no es recordado por ninguna cultura debido a la naturaleza tan estúpida del accidente, pero ésto no evitó que aquel derramamiento de sangre trajera consecuencias a lo largo del cosmos. La Comunidad de Todos los Marcianos (CTM) que solían observar los acontecimientos ocurridos en el planeta Sopapiglobo no podían creer la brutalidad de dicho accidente, así que decidieron sacarse los ojos y lanzarlos como meteoritos en contra del planeta Sambanigga en donde se jugaba la Copa Intergalactiva de Fútbol para multiválidos montados en mochilas con ruedas. Uno de éstos meteoritos ópticos se confundió con el balón utilizado en dicho campeonato, éste fue pateado por Arturo Bidón haciendo que éste se reventara la rodilla derecha haciendo un espectacular show similar a los fuegos artificiales, pero con trozos de carne, huesos y sangre. Ésto fue visto a través de la cadena televisiva preferida por todas las familias a lo largo de la periferia de la Vía Lechosa, pero contrariamente a como habría de ser esperado, los niños no se asustaron al ver ésto, si no que les fascinó. Por éste motivo los padres de Carlitos Finster organizaron un espectáculo único para la vida de todos los niños del multiverso, construyeron un robot gigante con forma de bebé capaz de viajar a través de los planetas llevándoles caos y destrucción en vivo y en directo a través del nuevo sistema de cámaras de video incluido en el diseño de éste robot. De ésta forma el robot conocido como Cadevidi viajó hasta llegar a la Tierra, en éste planeta hizo su última transmisión mientras con sus gigantezcas manos de bebé reventaba dinosaurios para las cámaras emulando la explosión de la rodilla de Arturo Bidón. De ésta forma los dinosaurios se extinguieron en el planeta Tierra y Cadevidi se perdió en las desconocidas y sumergidas tierras de Atlantis situadas en la intersección entre el Triángulo de las Bermudas, el Cuadrilátero de los Calzones y el místico Pentágono de los Taparrabos.

Muy en las afueras de Hipolechuga, en la concurrida Ruta 42, conocida ruta utilizada por los narcotraficantes de pasta dental para esconder sus productos, un día, Roberta Cantinflas, la madre de Roberto Manfinfla que trabajaba como mega-modelo de toallas higiénicas de playa, fue a comprar aceitunas de chocolate bañadas en salsa de tomates a la mayonesa preparada por un grupo de castores castrados castaños que acababa de arrancar de la prisión luego de ayudar al centurión ciego que custodiaba la sala del dragón de tres testículos que soltaba peos por la boca a pasar el nivel 55 de Candy Crush. Pero, lo que ella no se esperaba, era que en su camino se cruzaría con la famosa banda de rock árabe kamikaze, la Pichula de Picasso, quienes acababan de terminar su gira por la Isla de John Ferdinand en la cual recaudaron fondos para poder reconstruir al mágico ser celestial conocido como Philip Camiroalga, pero no obtuvieron los resultados esperados pues, el místico poder oculto que emitían los catetos del Triángulo de los Calzones, hacían que los barcos y aviones de las fuerzas militares de la Asociación de Asociados se teletransportaran y aparecieran en medio de los escenarios a medio construir que había proporcionado la constructora Santuario Teresa De Los Andes para dicho evento, haciendo que todos los asistentes marcaran la opción de “no asistir” en sus invitaciones de Facebook, provocando la ira del manager de la banda, Don Carter, el famosísimo cartero creador de los Jugos Maracuyá, los únicos con sabor a maraca culiá. Dentro de su energúmena fase, Don Carter convocó a reunión de apoderados a los dueños de las distintas disqueras que habían ayudado al crecimiento y desarrollo de la banda a la cual representaba. Dentro del marco de ésta reunión, muchos individuos individuales utilizaron su individualismo para defender sus ideales, a lo que Don Carter reaccionó lanzándoles una maldición a las hijas de todos los presentes en esa cena, desde aquel día, todas esas niñas se embarazaron de bebés elefantes parásitos que comenzarían a alimentarse de sus órganos mientras estás los gestaban a menos de que fueran consumidoras compulsivas de la marca de jugos de Don Carter. De ésta manera, Don Carter se hizo millonario, dejando de lado sus responsabilidades como manager y comenzando su nueva línea de comida rápida conocida como McCarter King. Para el primer aniversario de McCarter King, la conocida marca celebró organizando un concurso de tribus glotonas en el cual el premio máximo correspondía a una beca alimenticia de por vida para todos los miembros de la tribu que estuvieran estudiando Ingeniería en Hamburguesas en la Universidad de las Oceanías. Muchas tribus participaron de éste concurso, pero cabe destacar la participación de los Gordos Glotones del Más Allá, los Extractos Intestinales Belgas, los Pandemonios Vaginales y los Power Ranger Fuerza Gorda. Lamentablemente para la historia del universo, éste concurso causó grandes polémicas, luego de que los Pandemonios Vaginales invocaran a su único dios y salvador, la Vagina con Dientes, que devoró todo a su paso, incluyendo a los Extractos Intestinales Belgas, antiguos aliados de los Power Ranger Fuerza Gorda, los Gordos Glotones del Más Allá, tomaron ventaja y terminaron ganando el concurso. Al momento de la coronación, el líder de los Gordos Glotones del Más Allá, el Señor Barriga, dio un discurso al que nadie le puso atención, pues la Power Ranger Carmesí se encontraba desnuda jugando póquer con un perro bilingüe que trabajaba para la compañía de seguros que cubrió los daños sufridos por la primera malabarista motociclista anarquista columnista artista, la seroña Maritza Carisma, luego de que ésta chocara en el camino hacia el séptimo círculo del infierno con un bus de la línea TurBoom. El público asistente a la ceremonia quedó estupefactamente anonadado, pues todos sabían que la profecía del Anti-AntiCristo mencionaba que ésto sucedería justo antes de que la mujer del clima acertara en el pronóstico climático para el día después de mañana provocando la furia del señor de las Tinieblas que vendría a reclamar la vida de todos los seres vivientes del planeta Tierra como sus esclavos sexuales. Pero para sorpresa de todos, el señor de las Tinieblas se encontraba acostado en su hogar pues tenía la gripe canina felina porcina. A pesar de ésto, la humanidad sintió la necesidad de volverse esclavos sexuales de algo/alguien, y por éste motivo se dejaron ser penetrados por una bandada de murciélagos radioactivos robóticos zombies piratas. Luego de muchos años, la humanidad desapareció, pero dejó en su lugar a un grupo de seres extravagantes que se hacían llamar a sí mismos la bati-humanidad. Durante esos tiempos, en Gotham City no podían llamar a Batman puesto a que éste prácticamente no tenía ningún poder o habilidad que cualquier otra bati-persona no tuviera haciendo que éste cayera en una depresión de niveles bíblicos. Dentro de su depresión, Batman comenzó a coleccionar pelusas en su ombligo y a venderlas por eBay al precio que él estimara conveniente. La pelusa más grande que consiguió vender fue comprada por el Frutero, una secta secreta conformada por la Naranja Mecánica, la Manzana Robótica, la Banana Androide y la Sandia Humanoide, quienes utilizaban sus sabores para crear chicles que ponían a la venta en todo el territorio nacional. Ésta secta utilizó la pelusa para canalizar energías místicas ancestrales haciendo reaparecer el Fruto del Edén entre las manos de la humanidad que volvía a surgir como plaga dentro de los Campos Elíseos. Éste fruto del Edén tenía el poder de controlar las mentes de las personas y por éste motivo comenzó la guerra entre Asesinos y Templarios por apoderarse del Fruto. Finalmente, ambas partes llegaron al acuerdo de que realmente no se necesitaba de éste pues podían crear una franquicia de videojuegos que incluiría mensajes subliminales para todo el público haciéndolos comprar todos los títulos de éste. De ésta manera, los Templarios y los Asesinos se apoderaron de la economía mundial y forzaron la quiebra de La Bolsa. Cuándo esto sucedio, Don Carter volvió a ser pobre y, por ése motivo, volvió a ser quién era antes, volvió a ser el cartero del Profesor Rosa.

En una aldea muy, muy lejana del calor del Sol, durante la época en la que las garrapatas usaban vestidos de pabilo para llamar la atención de los guarenes callejeros pandilleros, un colibrí llamado Coliflor volaba a casa de vuelta de su trabajo en el centro de lavado de transformers como de costumbre, cuando de pronto, chocó con una de las paredes de vidrio que constituían a la nueva vivienda que estaba siendo construida para mantener la privacidad farandulera de los Simios Orcos Arcoiris, la más poderosa banda de Heavy Glam British Pop Country Sureño de toda la costa norte de Ecuador. Coliflor se golpeó tan fuerte que trizó el vidrio provocando gastos adicionales a la construcción que terminaron liquidando la situación financiera de los Simios Orcos Arcoiris quienes decidieron hacer un concierto para recaudar fondos en el Parque de las Ilusiones Perdidas, el lugar más romántico de la aldea. Durante este concierto, centenares de leales fanáticos caninos de la banda comenzaron a follar sin parar en plena luz del día haciendo que la población de la especie canina aumentara de manera muy significativa. Debido a este incremento, los vendedores de revistas pornográficas de enanos, se vieron forzados a crear al nuevo personaje conocido como Mamdorito, una aleación entre Condorito, el dibujo no deseado de Stan Lee, y Mampato, el mayor archienemigo de Pato-man. Durante los primeros números de Mamdorito, la revista venía de regalo por la compra de cualquier producto basado en marihuana en los supermercados Oryx de toda la región Johto. Lamentablemente, el increíblemente impotente, Pancracio Estrella, anhelaba la colección de estos cómics, pero vivía en la lejana e incomunicada región de Mordland. Sin haberse enterado de que la promoción estaba solo disponible en Johto, compró infinitos productos en el supermercado Oryx más cercano a su casa y no recibió ninguna revista. Esto provocó la ira incontrolable de Pancracio lo que lo llevó a cometer un acto de incesto junto a su hermana, Estrellita Zucarita, quien era una famosa hipermodelo de cepillos de dientes. Los medios de comunicación no tardaron en enterarse del incesto y divulgaron la noticia alrededor del mundo, haciendo que a Estrellita le fuera imposible conseguir trabajo. Con Estrellita sin trabajo y Pancracio con una insaciable ira, el centro de apoderados del jardín infantil del Tío Horacio decidió hacer un ofrecimiento de sangre para honrar al gran dios de los calzones rotos, VRoth, para esto, los padres se cortaron el testículo derecho y las madres el seno izquierdo, además de asesinar a su primogénito; juntaron todos los restos de niños, testículos y senos en una bandera hecha de cobre que finalmente quemaron. Al hacer este sacrificio, la república de Camanchaca le declaró la guerra al centro de apoderados puesto que, hace algunos años atrás, VRoth había dejado caer su ira sobre ellos haciendo que a todos se los violaran en vivo y en directo en el centro urbano del país. Ya que, el mundo no sabe mucho sobre ninguno de estos lugares, todo esto ocurrió en secreto y es, en realidad, el verdadero motivo por el cual inició la primera guerra secreta mundial en la que países como Camanchaca, Delfinia, Motorcity, Bootsville y Calambria se destrozaron entre si, haciendo que la comunidad asiática no quisiera abrir los ojos para evitar ver tan grande destrucción. El día en que los asiáticos dejaron de abrir sus ojos, los extraterrestres provenientes del planeta Sopapiglobo se apoderadon de Asia, pero la gente no se dio cuenta puesto que no los vieron. Estos aliens comenzaron a llenar de recursos naturales la región haciendo que las vacas tuvieran más disponibilidad de alimento, pero a su vez, estas comenzaron a cagar más, haciendo que el hedor formara una nube con olor a mierda que se trasladó por todo el mundo. Esta nube se mezcló con nubes de vapor y de ácido que estaban repartidas por el mundo a tal punto que la mierda formó la más grande nube que se ha visto durante los últimos años. Una noche en el pueblo de Parentaldo, esta nube de mierda se condensó y comenzó a llover mierda radioactiva que quemó todos los campos de trigo y PAW! Nació Chocapic, el único superhéroe con la capacidad de transformar en cereal de trigo bañado en chocolate toda la mierda que pudiese imaginar. De esta forma, la producción de cereales en el mundo se fue a quiebra, ya que Chocapic salvó del hambre a África y luego se instaló con su propia empresa de cereales, lugar donde contrató solo a niños enfermos del estómago que tuvieran cagaderas masivas corrosivas. Como parte del seguro de salud que cubría a estos niños empleados de Chocapic, ellos tenían derecho a Hipoglós gratis en cualquier farmacia adherida a la promoción, ya que, por cagar tanto, era cuestión de tiempo que se les cociera el hoyo. Un funesto día, todos los niños tuvieron el hoyo cocido y con sangre por lo que no pudieron hacer válido su seguro y murieron después de pegarse el último mojón. Hoy en día, ese evento es conmemorado de forma secreta como el Día del Niño, en el cual, al principio de los tiempos, los padres regalaban tubos de Hipoglós a sus hijos.